domingo, 10 de mayo de 2015

BENITO PÉREZ GALDÓS: PROPULSOR DE LA NOVELA HISTÓRICA

¿Sabías qué...Benito Pérez Gáldos fue uno de los mayores exponentes de la novela histórica?. 


Así lo demuestra la serie de libros que escribió entre 1872 y 1912, denominada Episodios Nacionales. Esta colección está compuesta de 46 novelas distribuidas en cinco series de diez obras cada una, excepto la última que quedó interrumpida y sólo tiene seis. En ellas relata la historia de españa desde 1805 hasta 1880. Son obras épicas que cubren la anécdota del protagonista individual. Un proyecto ambicioso con el propósito de analizar el protagonismo de las fuerzas conservadoras y de progreso en España. 

En la primeria serie todos los episodios siguen las andanzas aventureras y amorosas del joven Gabriel de Araceli a través de la España dominada en principio por Francia y luego en la guerra de la Independencia, desde la batalla de Trafalgar hasta la derrota de los ejércitos franceses en Arapiles, es decir entre 1805–1812. A lo largo de ese periodo, el niño Gabriel crece, evolucionando desde el pícaro astuto e ingenioso al individuo que descubrirá el concepto del honor en el cumplimiento del deber, la rectitud de conciencia, y, sobre todo, el gesto amoroso con sus congéneres, el resto de los humanos. Diez son los títulos de la serie escritos entre 1873 y 1875, entre los que figuran Trafalgar, Bailén, Napoleón en Chamartín o La familia de Carlos IV.

La segunda serie fue escrita entre 1875 y 1879 y se compone de diez títulos más. Su personaje conductor, aunque no siempre protagonista, es el liberal Salvador Monsalud, hijo ilegítimo, soldado del rey José I de España, malquistado en el absolutismo de los primeros seis años de reinado de Fernando VII (1814–1820), ensalzado en el Trienio Liberal (1820–1823) y perseguido durante la Década Ominosa (1823–1833). Fuertes personajes secundarios de la trama de esta segunda serie serán su novia Jenara, "bella, apasionada, fanática, intransigente y estéril: la España tradicional", y complementándola, Soledad, "dulce, callada, atenta, activa, caritativa, el símbolo de la España futura." Algunos de los títulos de esta serie son: El equipaje del rey José, La segunda casaca, 7 de julio.

A pesar de que con esta serie Galdós daba por concluída este proyecto, lo retoma en 1898. Comienza así la tercera serie donde habla de una España desgarrada por la Primera Guerra Carlista y la Regencia de María Cristina. Entre las novelas publicadas desde 1898 a 1900 encontramos: Zumalacárregui, De Oñate a la granja, La campaña del maestrazgo, Montes de Oca.





En la cuarta serie, Galdós, a través del personaje José García Fajardo, un hombre ajeno a la política, protagoniza la historia de los últimos años del reinado de Isabel II, época que vivió y presenció el propio autor. De esta serie hallamos Las tormentas del 48, La Revolución de Julio, Carlos VI en la Rápita, La de los tristes destinos.





Para la quinta serie inconclusa, Tito, un narrador en primera persona, relata los hechos de la Revolución Gloriosa de españa en los libros titulados: España sin Rey, España Trágica, La Primera República.







Estos libros han formado parte de la cultura de española y sin duda han sido fuente de inspiración para muchos escritores españoles, entre ellos, la escritora Almudena Grandes quien no ha dudado en afirmar que sus libros Episodios de una guerra interminable son un homenaje al gran escritor Benito Pérez Galdós.