jueves, 30 de marzo de 2017

COMENTANDO LA VIUDA

La viuda
No tiendo a calificar los libros por estrellas. Para mí es más fácil decir si un libro fue Excelente - Me gustó mucho - Regular - No me gustó; pero en este caso voy a darle 5 estrellas y si pudiera ponerle más, lo haría. En mi sistema básico de evaluación este libro está en EXCELENTE, UNO DE LOS MEJORES LIBROS QUE HE LEÍDO EN LOS ÚLTIMOS AÑOS!!!

Debo confesar que comencé a leer este libro con cierta aprensión por los comentarios en volanda que me hicieron personas cercanas a mi, quienes aseguraban que el libro era bueno pero el tono en que lo decían me generaba dudas.

Lo comencé a leer el 22 de marzo, con tropiezos por mi rutina diaria, y en esas primeras 50 o 60 páginas me dí cuenta de que a esta novela había que dedicarle un día entero de lectura desenfrenada y sin pausas. El 28 de marzo lo hice. Desde que me desperté - 4:00 am - no pude soltar el libro. Solo unas breves interrupciones necesarias por mi negocio, me alejaron de sus páginas. Para las 6 de la tarde de ese día ya había terminado, con la boca abierta y la sensación de haberme bajado de una montaña rusa.

Tanto me ha gustado que voy a darles un breve resumen de lo que esta historia revela.
Jean Taylor perdió a su marido, Glen Taylor, cuando fue atropellado accidentalmente por un autobús. Desde ese momento ella se convierte en el centro de atención de todos los medios de comunicación. La consagración como periodista se conseguía si lograban tener una entrevista exclusiva con la viuda del hombre que por 4 años fue señalado como el secuestrador y asesino de Bella, una niña de dos años que jugaba en el jardín de su casa lejos de la mirada su madre Dawn. Bob Sparkes es el inspector encargado de investigar quién se llevó a Bella. Kate Waters es la periodista destinada a obtener esa exclusiva además de colaborar con el inspector en la investigación.

Pero esta historia es más que una simple pesquisa y diferentes sospechosos en la mira. Escrita entre brincos en el tiempo y usando un recurso que yo poco he visto en otras novelas del mismo estilo como es el cambio de voces, de primera persona a tercera persona, entre capítulo y capítulo, la autora nos va desnudando la psicología de Jean. La viuda de Glen Taylor es en definitiva el centro de la novela.

Esta viuda, y hablo del personaje como tal, logró que la comprendiera, que la consolara por su pérdida; logró que le creyera, que justificara sus decisiones y acciones. Pero también logró sacarme de mis casillas, me mantuvo en ascuas, me desesperó por todos esos tonos de grises que tenía su personalidad. Esta mujer podía engañarte cuando estaba siendo sincera y enamorarte cuando mentía. La autora supo crear un suspenso perenne alrededor de este personaje. Llega un punto en que olvidas el quién, el por qué, el cómo y el cuándo de la historia solo por saber cuáles son los secretos que guarda esta mujer.

Esta novela es un laberinto psicológico. Todos lo matices de la vida se concentran en un sólo personaje. A través de la viuda, se puede pensar que su marido era inocente o culpable sólo con pasar al siguiente párrafo, pero con una sutileza que abruma, desorienta y enreda no dejando otro remedio que seguir leyendo para saber el desenlace. Es un personaje real, auténtico, sin exageraciones ni excentricidades....No puedo comentar más porque siento que voy a terminar contando todo.

Como ya es costumbre les invito a lo que lean y saquen sus propias conclusiones.