martes, 24 de mayo de 2016

COMENTANDO - DÍAS DE NOVENARIO - INÉS MUÑOZ AGUIRRE

Después de haber leído el primer libro de Inés Muñoz Aguirre, "La segunda y sagrada familia", una novela negra publicada por la serie Vertigo Novela Negra, decidí seguirle la pista a esta escritora venezolana. Cuando me enteré de la publicación de su segundo libro estuve pendiente de comprarlo, pero entre una cosa y otra no lo hice. Fue en el reciente Festival de la Lectura Chacao 2016, lo sumé a mi biblioteca.

Días de Novenario es una novela sencilla, corta, narrada en primera persona por su protagonista Hugo Báez. Hugo es un periodista de más de cuarenta años que pierde a su padre, Arístides, de manera repentina a causa de un infarto. A partir de este momento y durante las misas que por costumbre se celebran por nueve días en honor a los difuntos, este personaje reflexionará sobre la vida y la muerte. En un tono coloquial, con un humor muy característico de los venezolanos, Hugo cuestionará esa tradición religiosa que reúne a familiares con los cuales no tiene contacto; amigos, conocidos y extraños que demuestran afectos y gestos tal vez pocos sinceros u obligados por las circunstancias, siguiendo el guión de lo que socialmente significa la muerte. Por eso asiste a regañadientes, obligado por su mujer, cuando lo que realmente desea es estar solo. 
Atribulado por la tristeza de no haber estado con su padre en el momento de su muerte, tratando de entender esta nueva situación cuando ya no está a su lado el hombre que lo cuidó toda su vida, Hugo se sumerge en los recuerdos. Nos cuenta cómo fue su infancia, cómo le afectó la ausencia de su madre y cómo su padre y él vivieron recorriendo a Venezuela en un volkswagen rojo llamado Pancho, un carro que su padre cuidaba con mucho recelo. Dentro de este tono nostálgico, al ritmo de la música de los 70, la que más le gustaba a Arístides y Hugo aprendió a apreciar, la autora introduce de manera tímida una pequeña intriga. El mejor amigo del padre de Hugo guarda un secreto y no es hasta casi el final de la historia cuando es develado. Este secreto más que afectar a nuestro protagonista lo reinvindica, lo reconcilia con la vida, con su padre, con su madre y con su profesión.

Este libro lo leí con muchos tropiezos como consecuencia de mi rutina diaria, por eso creo que a pesar de ser corta me pareció algo lento y monótono. La simplicidad de la historia la hace humana, realista, pero debo confesar que esperaba un poco más. Indudablemente está bien narrada, pero es poco profunda en sus reflexiones. El mensaje es claro. El dolor y la tristeza por la muerte de un ser querido te lleva a buscar la manera de mantenerlo vivo y eso solo se logra recordándolo. Pero a esos recuerdos le faltaron un poco más de emotividad. Me hubiera gustado identificarme más con el protagonista.

Debo confesar que me gustó más su estilo de novela negra.

Escrito por: Leney Tovar