miércoles, 1 de marzo de 2017

Proyecto R.E.A.D.




El proyecto R.E.A.D (Reading Education Assistance Dogs) es una muy interesante iniciativa, creada en Estados Unidos, que se desarrolla en España desde Perros y Letras. El objetivo es tanto terapéutico como de fomento del hábito lector de los más pequeños. Así se pretende conseguir que mejoren sus habilidades lectoras gracias y con la compañía de perros especialmente adiestrados para leer con ellos.

El éxito se basa en crear la normalmente fácil conexión emocional entre el perro y el niño que lee para él. Y los beneficios son incontables. Quizás el más principal es que el perro es la presencia diferenciadora que saca al niño de su entorno habitual. Veamos de qué va esto.

Orígenes

El proyecto R.E.A.D nació en Estados Unidos en 1999. Fue creado por Intermountain Therapy Animals (ITA), organización dedicada a mejorar la vida de las personas mediante la interacción con animales. En concreto, elaboraron ese programa específico para desarrollar y mejorar la habilidad lectora con la ayuda de perros adiestrados.

Su labor los ha llevado al reconocimiento mundial y la recompensa también de varios premios. Y por supuesto el proyecto se ha extendido en los cinco continentes desde Islandia a Sudáfrica.

Está dirigido a todos los niños, en especial a los que pueden tener dificultades de aprendizaje por causas congénitas, emocionales o del entorno familiar, escolar y social. Pero también a los que no necesitan ningún refuerzo y solo quieren disfrutar de una experiencia distinta con la lectura y estos perros. Obviamente, el único requisito que se exige es que no tengan alergia a los perros.

Dónde se mueven los equipos R.E.A.D

Los equipos R.E.A.D trabajan en colegios, universidades, bibliotecas, centros de día, casas de cultura, fundaciones o librerías. Y en España hay equipos en Albacete, Alicante, Galicia, Castellón, Las Palmas, Murcia, Madrid y Zaragoza.

En los colegios es el equipo docente el que decide qué objetivos trabajar con cada niño lector. Y esos pueden ser tanto de desarrollo social o emocional, o de aprendizaje. Además, la lectura es siempre es individual porque cada niño tiene su ritmo.

Y por ejemplo, con la Facultad de Educación de la Universidad Complutense de Madrid, participan en un proyecto de investigación acerca de los posibles beneficios para escolares con esas necesidades educativas especiales.

Los perros

Los perros que participan son de distintas razas, desde labradores, pastores alemanes a Yorkshires terriers. Son los que se convierten en el principal motivo tanto para aprender como para divertirse. Y también significan un ambiente más propicio y cómodo para el niño. Sus dueños, que son los profesionales, están siempre presentes en las sesiones de lectura con los niños. Dirigen la actividad y marcan las pautas de las interacciones entre el perro y el niño.

Pero no todos los perros pueden ser "lectores". Los que quieran presentarse son evaluados y deben tener el temperamento, capacidad de aprender y habilidades adecuadas para formar parte de R.E.A.D. Y se les presupone la sociabilidad y el disfrute con la compañía de los niños.

Beneficios

Incontables.

En el niño, el afianzamiento de la confianza en sí mismo. Está con un compañero del que no va a recibir críticas o juicios si se equivoca. No va a tener presión ni dificultades.

La lectura es más divertida porque el perro estimula la motivación, la concentración y la imaginación del niño.

Se fomenta la interacción, la comunicación, la sociabilidad y el interés por lo que lee pero también por los perros.

En las actividades se lee en voz alta, algo que aumenta tanto la concentración como la comprensión lectora. Al mismo tiempo mejora la expresión oral e incrementa el vocabulario.

Por supuesto, ayuda también a superar fobias o pánico hacia los perros.

Y se consiguen reforzar los valores fundamentales de la empatía y el respeto no solo por el mundo de los perros, sino de todos los animales.

En suma

Un proyecto tan interesante como beneficioso y, sin duda, divertido. Para niños y para todos, a quienes no nos vendría nada mal una sesión perruna de lectura de vez en cuando.

El artículo Proyecto R.E.A.D. Perros para mejorar el hábito lector de los niños ha sido originalmente publicado en Actualidad Literatura.