viernes, 3 de junio de 2016

COMENTANDO - SOLDADOS DE SALAMINA - JAVIER CERCAS

Este libro me lo prestaron. Irónicamente fue escogido por mi para regalárselo a una amiga en su cumpleaños. Para hacer el cuento corto. Fui a una de mis librerías favoritas y allí me recomendaron este libro. Di las señas a quien le iba a regalar el libro a mi amiga. A los dos días de su cumpleaños ya lo estaba leyendo.
La historia es sencilla. Javier Cercas, el autor y uno de sus protagonistas, nos cuenta sobre la crisis que atravesó en 1994 como escritor. Dos libros sin mucho éxito y los intentos de un tercero que al parecer no nació, lo obligaron a regresar a su antiguo trabajo como periodísta. Al regresar es asignado para hacer una entrevista a Rafael Sánchez Ferlisio, hijo de Rafael Sánchez Mazas, otro protagonista de esta historia.
Rafael Sánchez Mazas es escritor y falagista. Uno de los principales representantes del falagismo español. Junto a José Antonio Primo de Rivera, creó los ideales falangistas y, por lo tanto, así lo deja bien claro Javier Cercas, uno de los tantos culpables del origen de la Guerra Civil Española.

Ferlosio le cuenta a Cercas, que en 1939, su padre Sánchez Mazas es capturado por las fuerzas republicanas y una noche junto con otros presos importantes lo sacaron de su celda para fusilarlo. A Sánchez Mazas no lo fusilan porque logra escapar al momento de iniciarse los disparos. Se interna en un borque cercano, mientras los soldados republicanos comienzan la búsqueda. Escondido, esperando que acabara toda la algarabía, un soldado lo encuentra, lo mira fijamente a los ojos y le perdona la vida. Esta escena llama la atención de Javier Cercas, quien se propone investigar más sobre esta historia para escribir un libro. En la investigación se entera que Sánchez Mazas estuvo mucho tiempo escondido esperando que las tropas de Franco llegaran a Barcelona. Mientras esto sucedía conoció a algunas personas que lo ayudaron. Sin muchos detalles, Cercas cuenta que se entrevistó con aquellos que convivieron con Sánchez Mazas. Después nos cuenta que termina el libro y muestra algunos extractos en los cuales describe la vida de Sánchez Mazas antes y después del fallido fusilamiento. Por último, narra cómo el libro no es de su satisfacción porque algo le falta. Ese algo aparece inesperadamente después de hacerle una entrevista y entablar una amistad con el escritor chileno Roberto Bolaños. Entre las conversaciones que ambos mantienen, Bolaños le narra la historia de un hombre que luchó en la Guerra Civil Española y en otras batallas durante la Segunda Guerra Mundial. Este personaje de apellido Miralles será la clave para encontrar esa pieza que le faltaba al libro de Javier Cercas.

Me gustó mucho la prosa de Cercas. Es fluida y elegante. A su ritmo es un libro que se puede leer en una tarde. Aunque sentí cierto desconcierto por el tono. No sentí un tono melancólico, sino más bien un tono de frustración y hasta en algunas ocasiones de molestia o rabia. 
Comparto lo que leí en algunas reseñas. Es un libro que comienza bien, afloja a la mitad y se recupera un poco en el último capítulo. El segundo capítulo donde cuenta más abiertamente la vida de Sánchez Maza, llega a ser pesada y poco interesante. Encontrarse con Roberto Bolaños reaviva la historia, pero será el personaje Miralles el que realmente le dará un sentido al libro y por quien, en mi humilde opinión, debió empezar. 
Si debo pensar en algo que realmente no me gustó, pero que al final es válido para el autor, es la visión tan personalista que le da a la historia. Es cierto que el autor expresa en su libro lo que desee, pero creo que en una guerra siempre hay culpables de los bandos y siempre hay jóvenes soldados que libran batallas que quizás no entienden y mueren y se privan de tener una vida...

No lo voy a recomendar. Los voy a invitar, si así lo desean a que lo lean y saquen sus propias conclusiones.

Escrito por: Leney Tovar