lunes, 30 de mayo de 2016

Las mejores ciudades para escritores


En el mundo existen ciudades ideales para amantes de las bibliotecas, de los libros, de la literatura en general pero. . .¿y para los escritores? ¿Acaso existen ciudades en las que un autor cuente con suficientes salidas editoriales, librerías en las que realizar presentaciones o círculos artísticos donde nutrirse y difundir tu obra? Por supuesto.

En un mundo en el que todo es posible cualquiera de estas mejores ciudades para escritores puede ser lo que Hollywood para un aspirante a actor o Berlín a un artista callejero. En el caso de algunas la posibilidad de tener una casa gratis por ser escritor es una realidad difícil de creer, mientras que otras exigen bolsillos más holgados y una de ellas incluso permite al escritor dormir en una librería frecuentada por Hemingway.

¿Nos vamos de tour?

Oslo

Noruega está considerado como el mejor país de todo el mundo para ser escritor y su capital, Oslo, es la mejor representante de esta realidad. Entre los motivos de tal designio cuentan el sueldo fijo que autores de renombre reciben hasta su jubilación, la compra por parte del Consejo Artístico de Noruega de las primeras 1000 copias de cualquier libro publicado (las cuales digitalizan al momento), una tasa de lectura adulta del 100% o  una renta  que permite a la población noruega desplegar constantes programas artísticos y literarios que contribuyen a la difusión de la cultura. Conscientes de este fenómeno, la mayoría de editoriales de renombre en todo el mundo operan en el país nórdico.

Hay-on-Wye



En Gales existe un típico pueblo inglés de antiguas iglesias, botes de mermelada en tiendas vintage, ovejas pastando en los alrededores y, también, nada menos que 30 librerías para 1500 personas, lo cual convierte este lugar en la ciudad con más tiendas de libros por habitante del mundo. Todo ello sin contar las conocidas como Honesty Libraries y sus docenas de libros expuestos en plena calle, la presencia de cafés literarios y la creación de uno de los eventos literarios más famosos del mundo, el Hay Festival que esta pequeña población ha exportado a países como India, Cuba, México e incluso España.

Dublín


La ciudad de James Joyce es, sin duda, uno de los mejores lugares para ser escritor dada su entrega al mundo de las letras. En la capital irlandesa el Dublin Literary Pub Crawl realiza tours por las tabernas en las que bebía Joyce, los taxistas recitan versos de Ulises y el Museo de los Escritores de Dublín se convierte en uno de los oasis más preciados para cualquier autor en el corazón de la que en 2010 fuese nombrada como Ciudad Patrimonio de la Literatura del Mundo por la Unesco.

París

Una de las ciudades más literarias del mundo fue meca de inspiración para escritores como Joye, Hemingway, Cortázar o Miller entre otros muchos, conservando aun hoy día parte de su encanto. Desde los más 12 mil tomos de la Biblioteca Nacional de Francia hasta Shakespeare & Co., biblioteca insignia de "la generación perdida" en cuya planta superior los escritores (o tumbleweeds) aún puede quedarse a dormir a cambio de velar por el establecimiento, París es un constante despliegue de eventos culturales, tiendas de segunda mano (especialmente en el Barrio Latino) o los cafés literarios, siendo el Bristot Philo o Café Filosófico de la Plaza de la Bastilla uno de los más curiosos.

Chicago

Aunque Nueva York sea la mejor ciudad de Estados Unidos para ser escritor, las rentas menores favorecen a Chicago, un lugar a tener en cuenta para escritores que prefieran echar raíces en el Medio Oeste. Entre sus encantos se incluyen librerías como Wickers o Harold Washington, cafés literarios, una escena artísticas de lo más atractiva y la presencia de uno de los festivales literarios más importantes del país, el Printers Row Lit Festival, más enfocado a los propios escritores que a los libros y cuya asistencia es de 90 personas anuales. Si por otra parte Chicago no te convence Detroit puede ser una buena opción desde que el gobierno de la ciudad decidiera regalar casas a quien quisiera ser escritor a fin de reavivar la escena cultural de la ciudad mediante el programa Write-a-House. (Con ciertas condiciones a cumplir, por supuesto).

Estas mejores ciudades para escritores reúnen lo mejor de cualquier lugar soñado por un autor: ambiente cultural, cafés en los que extenderse con las tertulias, infinidad de eventos literarios y la certeza de saber que siempre habrá personas interesadas por seguir leyendo y conocer a nuevo talentos.

Publicado en Actualidad Literatura.