miércoles, 23 de marzo de 2016

Review: Un millón de gotas

My rating: 5 of 5 stars

Me topé con este libro hurgando en las redes sociales y, tras los excelentes comentarios y las diversas alabanzas al autor, decidí descargarlo en mi Kindle. Nunca leí la sinopsis ni investigué al autor ni leí las reseñas de otros lectores. Literalmente me dejé llevar por pequeños comentarios en Twitter. Lo tuve pendiente alrededor de un año pero al fin lo leí y definitivamente esos comentarios se han quedado cortos ante la impresión que me ha dejado esta novela.
El título sugiere muchas cosas, pero jamás me imaginé encontrarme con una historia que se paseara por el tiempo de Stalin, de la Guerra Civil Española y parte de la Segunda Guerra Mundial, hasta el año 2002. Con un comienzo que te engancha, porque todo asesinato debe tener un por qué, una víctima que conocer y un asesino que atrapar, el desarrollo para llegar a enteder esto es una inmensa caja de Pandora. El autor no se conforma con este hecho, él va más allá y te lleva más allá cuando te explica que tras esta muerte existe un pasado que involucra a muchos personajes con características muy específicas, algunos ingenuos, otros verdaderamente malvados, pero que son parte de un mismo destino o el mismo destino se encarga de entrelazarlos en el tiempo y en la historia. Este cruce de los personajes es increíblemente estructurado, no deja huecos y en la medida en que sus encuentros se presentan ante el lector, sus razones para actuar, sus sentimientos y sus emociones se van mostrando hasta despejar todas las incógnitas y responder todas las preguntas que se van formulando en la medida en que se sigue la lectura.
Este libro puede levantar mucha controversia al sistema de valores del lector. Nunca había leído un libro donde los matices ideológicos, los valores humanos, los sentimientos como el amor y el odio, la verdad y la mentira, estuvieran tan bien dibujados, al punto de identificarte y cuestionarte si hubieras hecho lo mismo bajo las mismas circunstancias.
Creo que lo más admirable es la forma en que está narrada esta novela que en el fondo es cruel, cruda, desoladora. Pienso que Vicente del Árbol logra imprimirle una elegencia, una sutileza, una honestidad y una responsabilidad, que hace muy comprensible la profundidad, la controversia y la complejidad de sus personajes.
Precisamente esa honestidad es la que permite comprender que la línea entre el bien y el mal es muy pero muy delgada y que en cualquier momento para sobrevivir a la miseria, a la degradación, a la pervesidad se cruza no sin remordimientos, pero conscientes de que al final era necesario y sus consecuencias inevitables. Cada personaje de este libro se encuentra con situaciones que lo obliga a tomar decisiones complicadas pero al final todos asumen sus responsabilidades con sus seres queridos y odiados, con sus ideologías imperfectas, con sus secretos y sus recuerdos.
Si, ya sé que esto no es una reseña. Son palabras voladas, impresiones muy personales, y quizás hasta imcompletas, pero no menos válidas para compartirlas e invitarlos a leer este libro así como lo hice yo sin muchos prejuicios y con la mente completamente abierta.

View all my reviews